Con el objetivo de enfrentar los efectos de la variabilidad climática y cambio climático, el país suscribió un Acuerdo de Donación con el Banco Mundial, y recursos provenientes del Fondo Mundial para el Medio Ambiente-GEF, para  desarrollar el proyecto “Piloto Nacional Integrado de Adaptación al Cambio Climático: Ecosistemas de Alta Montaña, Áreas Insulares del Caribe Colombiano y Salud Humana –INAP”. El propósito fue crear un soporte a los esfuerzos del país para definir e implementar medidas específicas de adaptación y opciones de política en el intento de anticiparse a los impactos previstos (INVEMAR-CORALINA, 2011)

Productos INAP

 

Para Mayor información de los componentes que abarcó el proyecto INAP consulte:

Proyecto Nacional Piloto de Adaptaciòn – INAP. Resultados del Proyecto INAP. 2011

 

Objetivos

Logros

 

  •  Durante los cinco años de desarrollo del proyecto, el país adquirió el conocimiento técnico para la instalación, operación y mantenimiento de las estaciones meteorológicas marinas automáticas marinas. Los datos arrojados por el GOOS han permitido diferenciar eventos propios del clima de las áreas donde están instaladas las estaciones climáticas. De igual forma la integración de fuentes secundarias de datos climáticos (históricos) al Sistema, ha sido insumo para conocer el comportamiento de variables en la región, y su comparación con las estaciones automáticas, señalando una clara correlación con las series de tiempo históricas mundiales.

 

  •  En el Proyecto piloto, también se formuló un Plan de Manejo que permite mantener y mejorar los bienes y servicios que ofrece el ecosistema, complementando con acciones de conservación integral para el AMP y otras mucho más específicas para áreas arrecifales.

 

  • Se desarrolló en el marco de INAP, el Plan de Investigación de Arrecifes Coralinos en el contexto del cambio climático global, el cual abarcó dos temas de investigación claves: la tolerancia de corales al incremento de la temperatura; y el grado de conectividad arrecifal y diversidad genética en los complejos arrecifales del área piloto.

 

  • Se logró también durante el desarrollo del Piloto, la demarcación de isla Rosario como zona “intangible” al interior del Área Marina Protegida – Corales del Rosario San Bernardo B e Isla Fuerte, buscando la protección de un área potencialmente resiliente con elevada biodiversidad, buen estado de conservación y baja influencia de tensores naturales y antrópicos.