Nivel del mar en Colombia

El nivel del mar en Colombia es principalmente modulado por la oscilación de la marea semi diurna. Su amplitud es del orden de centímetros en el Caribe y de metros en el Pacífico.

 

Escenarios de Inundación 

 

Escenario de inundación “moderado”: incorpora aquellas áreas susceptibles de inundación ocurridas en el pasado (mares de leva, marejadas, tormentas tropicales, paso de huracanes, etc.).
 
Escenario de inundación "extremo": incorpora los elementos del anterior mas las áreas identificadas en riesgo de inundación en el POT, haciendo el análisis comparable y manejable con las proyecciones de desarrollo propuestas en el corto plazo.
 
 
Medidas de Adaptación frente al ANM
 
 

Cartagena de Indias

Nivel del mar 

 

La oscilación diurna del nivel del mar es del tipo mixto con variaciones de alrededor de 40 cm de amplitud. Sumada a esta oscilación hay pulsos de onda de distintos periodos que afectan las zonas costeras. La variación anual del nivel medio del mar en el sector de Cartagena es marcadamente estacional e inversamente proporcional al esfuerzo de los vientos alisios del noreste en la costa caribe colombiana.

 

La determinación del aumento del nivel del mar en cartagena resulta ser una tarea complicada debido al escaso registro disponible. No obstante las evaluaciones generadas con base en 50 años de registro (1951-2000) originan como resultado un aumento de más de 22 cm  (Andrade, 2003), en la tendencia lineal de éste periodo.

 

De acuerdo a los registro de cuatro estaciones mareográficas del Caribe el comportamiento del nivel del mar en 41 años de registro, indica un aumento entre 2.01 y 3.587mm/año para el sector de Cartagena (Torres-Parra et al., 2006).

 

Impactos potenciales del nivel del mar 

 

En términos generales un aumento en el nivel del mar podría implicar la continua reducción en la extensión de las playas arenosas del sector de Bocagrande y aleda-ños al aumentar la incidencia de los procesos erosivos.

 

La perdida del atractivo de sus playas sin duda alguna afectaría esta actividad con implicaciones económicas muy negativas.

 

En términos de infraestructura se podrían esperar afectaciones de la malla vial cercana a la costa, inclusive sobre la vía que comuni-ca a Cartagena con Barranquilla y desde esta con el interior del país, generando inconvenientes por aislamiento en ciertas épocas del año que imposibilitará el turismo con las concebidas implicaciones económicas.

 

El progresivo asenso del nivel del mar y su irrupción en la línea de costa, podría ocasio-nar inundaciones o anegaciones permanentes sobre las edificaciones antiguas del centro histórico, requiriendo mecanismos para su protección y por ende recursos de inversión.

 

Cambios en la dinámica del sistema de hume-dales costeros, como la Cienaga de la Virgen, pueden cambiar los flujos de las corrientes del sistema de ciénagas costeras, aumentan-do de esta forma las inundaciones y los pro-cesos erosivos. Estas variaciones en la diná-mica afectarán los asentamientos (legales e ilegales) que fueron construidos sobre terre-nos desecados.

 

 

 

 

 

 

 

 

Vulnerabilidad socioeconómica

 

El índice de vulnerabilidad socioeconómica para Cartagena se construye para efectos de evaluar la vulnerabilidad climática en ausencia de cambios socio-económicos; sirve para contestar la pregunta: ¿Qué pasaría si los efectos del cambio climático sucedieran hoy?.

 

El análisis porcentual, teniendo como base el total municipal, indica que los factores con mayor vulnerabilidad son el de población y el económico. Las diferencias entre escenarios de inundación moderada y extremo, aumen-tan los indicadores en aprox. 7%, para el factor de población y económico, y en aprox. 3% en los factores de viviendas y salud.

San Andrés de Tumaco

Ascenso del nivel del mar

 

En la Ensenada de Tumaco la oscilación diur-na del nivel del mar es del orden de 3.5 metros, presentándose las máximas de 4 a 4.5 metros en los meses de septiembre y en la presencia de eventos "El Niño" (Andrade en INVEMAR, 2003).

 

El ascenso relativo del nivel del mar para la Costa Pacífica está probablemente condicio-nado a los fenómenos de subsidencia costera asociados a la alta actividad tectónica del área, como resultado de la subducción de la placa de Nazca bajo la placa Suraméricana. La información histórica disponible señala la ocurrencia común de eventos sísmicos con magnitudes mayores a 7 (escala de Ritcher) en la zona (1906 y 1979). Existe además sólida evidencia de la ocurrencia de al me-nos un evento sísmico importante en el sec-tor del delta del San Juán, que habría causa-do la subsidencia generalizada del litoral en por lo menos 8 m (González y Correa, 2001 en INVEMAR, 2003).

 

Determinar una estimación de aumento de nivel del mar para San Andrés de Tumaco resulta una tarea complicada debido a los cortos periodos de registro disponibles. Sin embargo, el aparente descenso en la tendencia lineal del nivel del mar de 4 cm en cincuenta años (INVEMAR, 2003), es decir una relación de continua disminución del nivel del mar desde 1953 (Rodríguez y López, 2005), basándose en las evaluaciones realizadas con los datos de estaciones mareográficas de Tumaco, ponen en manifiesto la importancia que tiene dar cuenta del movimiento vertical debido a la contribución tectónica, y de otros pulsos, con el fin de eliminar su influencia en la verdadera estimación en la tendencia del nivel del mar.

 

Utilizando registros corregidos de las esta-ciones mareográficas de puerto de Balboa en Panamá, el comportamiento del nivel del mar en 90 años de registro, indican un aumento de casi 11 cm (INVEMAR, 2003). Si bien estas estimaciones tienen un alto nivel de incerti-dumbre, la observación de sectores antigua-mente cubiertos por el mar, ciertamente son indicativo de áreas susceptibles a inundación.

 

 

 

Impactos potenciales del Ascenso del nivel del mar

 

En términos generales, un aumento en el nivel del mar podría implicar la continua reducción en la extensión de las playas arenosas del sector de Bocagrande y aledaños al aumentar la incidencia de los procesos erosivos.

 

La pérdida del atractivo de sus playas sin duda alguna afectaría la vocación turística de la ciudad y tendría serias implicaciones económicas.

 

En términos de infraestructura se podrían esperar afectaciones de la malla vial cercana a la costa. El puente el Pindo, que comunica a la isla de Tumaco con el continente en una longitud de 20 metros, el cual hoy en día está sufriendo un acelerado proceso de erosión por la acción de las corrientes que en los momentos de pleamar y bajamar hacen efecto de turbina sobre sus bases. El diseño actual no tiene consideraciones particulares con relación al aumento del nivel del mar, lo que implicaría su gradual deterioro y la necesi-dad de mayores inversiones en su mantenimiento. 

 

Un mayor nivel promedio del mar puede causar interrupciones permanentes o recurrentes en el servicio de acueducto, por obstrucción o destrucción de las instalaciones.

 

Anegamientos progresivos a permanentes se pueden presentar en el complejo turístico, afectando de manera significativa las actividades comerciales y generando pérdidas económicas significativas, requiriendo mecanismos para su protección y por ende mayores recursos de inversión.

 

Las inundaciones como consecuencia del cambio climático global, pueden imposibilitar el uso de terrenos para vivienda o labores agropecuarias. Esto conllevaría a la pérdida o a la imposibilidad de cultivar productos alimenticios en zonas aisladas y por ende a la escasez de alimentos.

 

Cambios en la dinámica del sistema de humedales costeros, pueden cambiar los flujos de las corrientes del sistema de esteros, aumentando de esta forma las inundaciones y los procesos erosivos. Estas variaciones en la dinámica afectarán los asentamientos (legales e ilegales) que fueron construidos sobre terrenos desecados.

 

 

 

 

 

Vulnerabilidad socioeconómica

 

 

La vulnerabilidad socioeconómica de San Andrés de Tumaco, en un escenario de inun-dación extremo, es muy alta ya que los indicadores tienen valores cercanos al 100%. Esto se debe tanto a las áreas de cobertura del escenario de inundación, como también, en el caso de saludo, a la baja cobertura del servicio de alcantarillado en todo el municipio.

Acciones a considerar frente al ANM

Con el fin de un mayor entendimiento de la vulnerabilidad futura frente a un ascenso del nivel del mar (ANM), las administraciones locales deben incluir tres criterios en la toma de decisiones:

 

1. El área de primordial interés

2. El horizonte de tiempo a considerar

3. El nivel de riesgo aceptable

 

Las áreas afectadas por aumento en el nivel del mar varían de acuerdo a la altura del terreno y a las condiciones oceanográficas. El horizonte de tiempo es importante pues define la naturaleza de las decisiones que deben tomarse: las decisiones a largo plazo deberían contemplar estimaciones de aumento del nivel del mar en ese tiempo. El rango de tolerancia del riesgo determina si se usan las estimaciones moderadas más probables o las extremas con mayores impactos.