Sumideros de Carbono

 

El éxito de la mitigación del cambio climático, depende de la capacidad de los bosques y los océanos para absorber y enterrar el CO2. La contribución de los bosques en el secuestro de carbono ha sido  bien conocida y apoyada por diversos mecanismos financieros. Por el contrario, el papel fundamental de los océanos ha sido pasado por alto. (NELLEMAN C, et al, 2009)

Manglar

El impacto de la elevación del nivel del mar sobre los ecosistemas costeros (manglares, humedales costeros, y los pastos marinos) variará en diferentes regiones según la erosión causada por los mares y los procesos de encenagamiento que ocurren en la tierra. (IPCC, 2002)

 

De acuerdo con estudios de INVEMAR (2003), los ecosistemas marinos con mayor riesgo de vulnerabilidad crítica por el aumento del nivel del mar son los manglares, los corales, las playas y playones. Estosecosistemas brindan protección contra algunos fenómenos marinos y disminuyen los impactos. Sin embargo, están en un proceso de deterioro causado, principalmente, por los asentamientos humanos en las zonas litorales que provocan la erosión y el deterioro con lo cual, pierden capacidad de amortización de los impactos, y por ello, el aumento del nivel del mar puede causar serias implicaciones en su dinámica y estructura.

Carbono Azul

 

Los Hábitats del océano con vegetación, en particular los manglares, marismas saladas y hierbas marinas, cubren menos del 0,5% del lecho del mar. Los sumideros azules de carbono son responsables de más del 50%, quizás hasta un 71%, de todo el almacenamiento de carbono. Ellos representan sólo el 0,05% de la biomasa vegetal en tierra, pero almacenan una cantidad comparable de carbono por año, y así se ubican entre los sumideros de carbono más intensos del planeta. Los sumideros de carbono azul y los estuarios capturan y almacenan entre 235-450 Tg C por año, el equivalente a casi la mitad de las emisiones del sector del transporte global, estimada en alrededor de 1.000 Tg C anual. Al impedir la pérdida y la degradación de estos ecosistemas y catalizar su recuperación, se puede contribuir a compensar del 3-7% de las actuales emisiones de combustibles fósiles (un total de 7.200 Tg C por año) en dos décadas, más de la mitad de lo proyectado para la reducción del efecto de la deforestación. (NELLEMAN C, et al., 2009)

 

La tasa de pérdida de estos ecosistemas marinos es mucho más alta que cualquier otro ecosistema en el planeta, en algunos casos hasta cuatro veces mayor que la de las selvas tropicales. Actualmente, en promedio, entre el 2-7% de nuestros sumideros de carbono azul se pierden anualmente, un aumento de siete veces en comparación con sólo la mitad de un siglo.

 

Conservar los sumideros de carbono azul es crucial para el establecimiento de las estrategias de adaptación basadas en ecosistemas que reduzcan la vulnerabilidad de las comunidades humanas costeras al cambio climático. Detener la degradación de los ecosistemas oceánicos y costeros también generaría ingresos económicos, de seguridad alimentaria y mejorar los medios de subsistencia en las zonas costeras. También proporcionaría mayores oportunidades económicas y de desarrollo para las comunidades costeras de todo el mundo, incluidos los Estados Pequeños Insulares en Desarrollo. (NELLEMAN C et al., 2009)